Una persona transgénero que se coronó como Miss España, Ángela Ponce, concursará en el certamen de Miss Universo, provocando gran revuelo entre la opinión pública, sufriendo mensajes de rechazo, pero también de respeto y admiración.

En Nicaragua el tema de las personas transgénero también está presente.

En el contexto de la crisis sociopolítica en Nicaragua, de las personas detenidas por participar en las protestas en contra del gobierno de Nicaragua, hay 5 trasnsgénero, según cifras de organismos locales de derechos humanos.

Una de estas personas transgénero es Victoria Obando, líder entre la comunidad nicaragüense de la diversidad sexual, quien guarda prisión en el penal para hombres de Tipitapa, lugar donde sus familiares han denunciado que es víctima de discriminación y violencia.

Para la Organización de Estados Americanos (OEA), las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersex y queer (LGBTIQ) han estado históricamente sometidas a discriminación por su orientación sexual, identidad y expresión de género y diversidad corporal.

Pero ¿A quién se le considera una persona transgénero? Aquí te brindamos el ABC de los conceptos de la diversidad sexual, y para eso debemos empezar definiendo el concepto más primitivo de la sexualidad humana, en este caso el sexo biológico.

Sexo biológico: Hace referencia a aspectos físicos objetivamente visibles al ojo humano, en dependencia de si la persona nace hombre o mujer, y de ahí que podamos notar que el bebé tenga pene o vagina. A lo interno, el sexo biológico se refiere a la constitución de cromosomas y hormonas, propias de cada género humano.

Ahora toca definir Género: Es una construcción social y cultural binaria, comúnmente asociada al sexo biológico. Es lo que la sociedad espera en cuanto a los roles de varones y mujeres.

Aquí es donde cabe la definición de Heterosexualidad: Es la capacidad de una persona de sentir atracción física y/o erótica afectiva por personas del género opuesto al suyo. Hombres atraídos física y afectivamente por lo femenino y mujeres atraídas por lo masculino, así como la capacidad de mantener relaciones íntimas y sexuales entre hombres y mujeres.

Partiendo de eso, podemos empezar a hablar de Identidad de género: Es la vivencia del género tal y como cada persona la siente, por lo que puede corresponder o no con el sexo biológico.

Entonces llega el momento de hablar de Expresión de género: Se vincula a la forma en que mostramos nuestro género al mundo, a través de nuestro nombre, de cómo nos vestimos, nos comportamos, interactuamos, etcétera.

En este punto es cuando las personas se atreven, sea en secreto o de forma abierta, a definir su orientación sexual.

Orientación sexual: Está relacionada con las personas que nos atraen y con las que deseamos tener una relación de pareja o de forma ocasional. Las más comunes son gay, lesbiana, heterosexual y bisexual.

Aquí ya podemos ir notando algunas marcadas diferencias y es cuando la diversidad sale a flote.

Aunque usted no lo crea, entre tantas expresiones de la sexualidad, también existe la persona asexual.

Asexual: Se define como aquella que carece de interés sexual o que no siente atracción por las diferentes formas de la sexualidad, es decir que no posee una inclinación sexual. Una persona asexual no experimenta atracción sexual ni por hombres ni por mujeres.

Son personas que podrían acceder a tener relaciones sexuales por otros motivos (cuando quieren tener un hijo o para satisfacer a otra persona, por ejemplo).

Un ejemplo de persona asexual es Tim Gunn, de Estados Unidos. Un asesor de modas y conductor de televisión. Hace unos años confesó haber dejado su vida sexual a un lado.

Bisexualidad: Es la capacidad de una persona de sentir atracción erótica o afectiva, por personas del género opuesto al suyo y a la vez por personas de su mismo género, así como la capacidad de mantener relaciones íntimas y sexuales con ambos.

La actriz y cantante Lady Gaga, de Estados Unidos, ha expresado abiertamente que ha mantenido relaciones sexuales con hombres y también con mujeres. Incluso, confesó que su canción Póker Face trata de su atracción hacia las mujeres.

Gay: Es el hombre que se siente atraído erótica y afectivamente hacia otros hombres. Es una expresión alterativa a la palabra “homosexual”.

El actor Jim Parsons, de la serie “The Big Bang Theory” se casó en mayo del 2017 con el diseñador gráfico Todd Spiewak, tras 14 años de vivir juntos.

Lesbiana: Mujer que siente atracción sexual, física, emocional y sentimental, únicamente hacia las mujeres. El Lesbianismo es la homosexualidad femenina, es decir mujeres que experimentan amor romántico o atracción sexual  por otras mujeres. La palabra lesbiana procede de la isla de Lesbos, en Grecia.

Ellen DeGeneres, de Estados Unidos, actriz, comediante y presentadora de televisión, asumió su lesbianismo desde muy joven y tras varias relaciones con mujeres, en 2008 se casó con la actriz Portia de Rossi.

Trans: Son personas trans aquellas que renuncian al género como algo alineado con los genitales, el cuerpo o el rol social, ubicándose en el terreno de la diversidad sexual. Las dos acepciones más conocidas son mujeres trans y hombres trans, se refieren a quienes se asocian al género femenino o masculino contrario a su sexo biológico.

Una mujer trans nace hombre biológico y un hombre trans nace mujer biológica. Más popularmente se les conoce como mujeres atrapadas en cuerpos de hombres, o bien, hombres atrapados en cuerpos de mujeres.

Se usa la palabra trans porque estas personas a lo largo de su vida se enfrentan a difíciles procesos de “transición” o “transformación”, que van moldeando su carácter y personalidad transgénero. De lo trans surge la persona transgénero.

Transgénero: Las personas transgénero se sienten y se conciben a sí mismas como pertenecientes al género opuesto social y culturalmente que se asigna a su sexo de nacimiento y quienes, por lo general, no solo optan por una reasignación hormonal, sino que en ocasiones solicitan una intervención quirúrgica de sus órganos sexuales (internos y externos), para adecuar su apariencia física y corporalidad a su realidad psíquica, espiritual y social. Una vez realizado el cambio, se convierten en transexuales.

Angela Ponce, Miss España. La modelo española transexual representará a su país en el certamen Miss Universo, en diciembre de 2018. A los 16 años empezó a tratarse con hormonas y a los 24 se sometió a una cirugía de reconstrucción genital para obtener una vagina.

Caitlyn Jenner, de Estados Unidos, también es un transgénero. Antes fue conocido como Bruce Jenner, marido de Kris Kardashian y figura paterna del clan Kardashian-Jenner.

En 2015 reconoció que nunca se sintió cómodo siendo hombre. Aún se desconocen detalles si empezará con tratamiento hormonal o pasará a someterse a cirugías para una reconstrucción de vagina.

Intersexual: Son las personas que nacen con una combinación de características biológicas masculinas y femeninas, que incluye cromosomas o genitales, y por eso puede dificultar a los médicos la tarea de asignarle un sexo, ya sea masculino o femenino. También es conocido como hermafrodita.

Los especialistas recomiendan esperar a que las personas obtengan una madurez psíquica para después decidir con cuál género se sienten mejor.

Hanne Gaby Odiele, de Bélgica. La modelo belga nació con una variación intersexual conocida como Síndrome de Insensibilidad a los Andrógenos (SIA), en el cual una mujer tiene cromosomas XY, que típicamente son encontrados en los hombres. Fue sometida a dos cirugías, primero para extirpar los testículos internos y luego a una vaginoplastia (reconstrucción de vagina).

Travesti: Las personas travestis, en términos generales, son aquellas que gustan presentarse de manera transitoria o duradera, con una apariencia opuesta a la del género que socialmente se le asigna a su sexo de nacimiento, mediante la utilización de prendas de vestir, actitudes y comportamientos.

Conchita Wurst, de Australia, ganó el concurso de Eurovisión en 2014 vestida de mujer y con barba. Se convirtió en portavoz de la igualdad con independencia de la orientación sexual de cada persona.

Pansexualidad: Se define como la atracción sexual hacia personas concretas, independientemente de su género. Este grupo de personas plantea que cualquiera puede enamorarse de cualquier persona por su esencia y personalidad, sin importar si es hombre o mujer.

LGBTIQ: Son las siglas para referirse a las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans, Intersexuales y Queer.

La expresión sexual más difícil de definir es la Queer, pues aún existe la discusión de que por su filosofía de vida, estas personas no deberían incluirse en la lista de la diversidad sexual.

Una persona queer, en términos generales, rechaza clasificar a las personas por su orientación sexual o identidad de género. Lo queer representa el fin de las etiquetas.

”¿Por qué habría que definirse por un gusto en la sexualidad? ¿Por qué si a una mujer le atrae un hombre tendría que definirse como heterosexual? ¿O si a una mujer le gusta alguien de su mismo sexo tendría que calificarse como lesbiana?”, se pregunta Andrea García Becerra, antropóloga, magister en estudios de género y docente de la Universidad Javeriana en Bogotá.

Así, teniendo en cuenta que lo queer cuestiona al movimiento LGBTI, algunos especialistas consideran que resulta contradictorio agregarlas a dicha lista. Sin embargo, la letra Q ya tiene su lugar en la lista.

“Lo queer no puede ser entendido como una categoría más de esa sigla porque está en contra de estas: busca no encasillarse ni definirse, sino vivir en una fluidez constante”, reitera García Becerra, la antropóloga colombiana.