Seguro los nombres de Tania Ortega, Jose Manuel Espinosa, Amanda Polo y William Rodríguez te suenan conocidos. Ellos cuatro han puesto en alto el nombre de Nicaragua desde sus respectivas áreas. Tania produciendo una serie que se transmitió en cuatro países de Latinoamérica, Jose Manuel siendo concursante de Latin American Idol, Amanda presentado sus obras de teatro en países como Argentina y México, y William compitiendo con la banda de Nicaragua en concurso de belleza masculinos. ¿Pero, qué están haciendo ellos ahora?. ¡Siga leyendo!

De presentar a producir

Tania Ortega. LA PRENSA/CORTESÍA

A Tania Ortega se le recuerda por llevarte a conocer, todos los domingos a través de la pantalla chica, algún lugar de Nicaragua en el segmento Entre lagos y volcanes, de La Tertulia. El lunes ya estaba sentada en el estudio de la revista matutina Primera Hora dándote los buenos días.

Ahora está en un lugar y momento diferentes en su vida. En 2010 decidió dejar Canal 2 para entregarse a la producción audiovisual. Así comenzó a trabajar en la serie Contracorriente, que se proyectó en todo Centroamérica y en cuatro países de Latinoamérica. “Era una serie de ficción con contenido social, donde el principal tema era la trata de personas. Fue un verdadero reto para un grupo de mujeres cineastas, porque era la primera vez que teníamos un proyecto así de grande”, recuerda.

Lea también: Serie televisiva Contracorriente cruzó fronteras

Admite que esa no era la primera vez que hacía cine, ya había realizado un corto estando en Canal 2, fue de ahí que le nació la inquietud de experimentar con el cine, por lo que tomó el reto de dejar la televisión en ese momento.

“En 2012 comencé a asumir un nuevo proyecto de televisión educativa que se llama De Humo”, dice. Actualmente es la directora de De Humo que es una plataforma audiovisual educativa, “donde emitimos productos en una plataforma digital y aparecemos en todas las redes, pero también es un proyecto de entrenamiento en diferentes zonas de Nicaragua, donde enseñamos el uso de las nuevas tecnologías para el cambio social”.

De Humo inició como un programa de televisión que duró cuatro años al aire y posteriormente se convirtió en una plataforma digital y un espacio de entrenamiento educativo en defensa de derechos humanos.

“En la actualidad estamos concentrados en la creación de contenidos a través de Facebook Live. Lo que hacemos son conversatorios y producciones nativas para digital”, finaliza Ortega.

El ídolo nica

Jose Manuel Espinosa. LA PRENSA/CORTESÍA

En 2008 el matagalpino José Manuel Espinosa representó a Nicaragua en Latin American Idol. “Ese concurso me convirtió en la persona que siempre debí ser”, dice.

Agrega que siempre fue tímido e introvertido “y todo eso cambió cuando mis ganas de superarme y de hacer lo que más me gustaba, cantar frente a millones de personas, venciendo mi miedo escénico… Hoy en día soy una mejor versión de mí mismo gracias a eso”.

De su interés: José Manuel Espinosa busca una canción que lo lance al éxito

En febrero de este año José Manuel se fue a California con la idea de trabajar y ahorrar para poder invertir en “mejores cámaras y computadora para agregar más calidad a los videos que hago con mi hija”. “Desafortunadamente Nicaragua dio una terrible e inesperada vuelta y aún sabiendo que pronto veremos a una mejor y nueva Nicaragua, una Nicaragua como siempre tuvo que ser, ya mi familia y yo teníamos pensado buscar un futuro en este país, sobre todo por mi hija, ella es norteamericana y quiero que aproveche todas las oportunidades que este país le puede brindar”, dice.

Expresa que siempre seguirá buscando cómo cantar y hacer videos, pero por ahora la prioridad es otra. “Es tener a toda mi familia, para eso ahorita trabajo manejando camiones para Fedex, no es el trabajo más glamoroso que haya teniendo en mente siendo licenciado en Marketing y Publicidad, pero es un trabajo que paga bien”.

De su hija, Kamylle Espinosa de los Monteros (7 años), dice que cambió su vida. “Ella es mi motivo por el que me levanto en la mañana y lucho día a día para que tenga lo mejor. Es bella, cool y le fascina la música, le encanta cantar y cada vez que lo hace quedo impresionado, tiene un oído musical increíble, mucho mejor que el mío. En fin, mi hija lo es todo, y no estaría donde estoy ahorita si no fuera por ella”, añade.

Sobre Nicaragua dice que “jamás la voy a olvidar, es donde he vivido toda mi vida, me dio todo lo que tengo y estoy seguro que un día regresaré nuevamente a casa”.

Sobre las tablas

Amanda Polo. LA PRENSA/ Irvin Avelar

“Me apasiona interpretar vidas y personajes diferentes a mí, tener la posibilidad de contar historias que nos permitan reflexionar sobre nuestro entorno y crear”, revela la talentosa artista Amanda Polo Millán.

Es licenciada en Mercadeo y Publicidad y egresada de la carrera de Actuación en el Teatro Justo Rufino Garay, con un perfeccionamiento actoral en Sportivo Teatral, y en el Estudio Alejandro Catalán en Buenos Aires, Argentina.

De niña participó en la serie de televisión Tita Ternura, a finales de 2009 se marchó hacia Argentina, y actualmente vive en Ciudad de México.

Más información: Amanda Polo y su necesidad de contar

“Trabajo en dos vertientes: una como docente y otra como actriz. Soy titular de la materia de Escritura Teatral en el posgrado de la Escuela de Escritores de México. Y en diciembre filmo mi primera película aquí en México. Eso me tiene muy contenta porque aunque es un personaje pequeño, es mi incursión en el cine mexicano”, dice entusiasmada.

Además está preparando una nueva puesta en escena. “Se llama El Amish, la estrenaré a mediados del próximo año y es mi segunda obra como dramaturga y actriz, la primera se llamó Variaciones y fue una coproducción entre México y Argentina”.

En Nicaragua realizó nueve obras de teatro, en Argentina cuatro, al igual que en México. “La que estrenaré el próximo año será la quinta, pero mis favoritas son Sopa de muñecas, que la hice en Nicaragua, y Variaciones en Argentina”.

A la gente que ha seguido su trabajo y a los que no la conocen, les dice que su corazón le pertenece a Nicaragua, “es el país en el que crecí y que más me ha marcado. Su gente y su historia son parte de mí. Que sigo las noticias a diario y que espero que pronto se salga de esta crisis, que se pueda volver a vivir en libertad y sin miedo”.

El hombre más bello

William Rodríguez. LA PRENSA/URIEL MOLINA

En 2008 William Rodríguez ganó el título del hombre más bello de Nicaragua. Una década después dice estar agradecido con la vida por todo lo que le ha dado, aunque también hay momentos en los que se siente triste por lo que le ha quitado. En enero de este año su padre falleció y en agosto su abuela materna.

Después de ganar Mister Nicaragua 2008, William representó al país en diversos concursos internacionales. Primero compitió en Mister Turismo Internacional en Perú, donde quedó como primer finalista. En ese concurso conoció a un productor de eventos de belleza masculino que lo invitaría meses después a representar a Nicaragua en otros certámenes.

Sabía que: William Rodríguez, Míster Nicaragua 2008, fue nombrado primer finalista en Míster Turismo Internacional 2009

“Fui a Mister Handsome Internacional en República Dominicana, donde también quedé como primer finalista. De ahí representé al país en Best Model of the World en Bulgaria, donde entre 87 candidatos entré al top 5 y finalicé mi participación en concurso en Mister Handsome Internacional en Taiwán, donde también quedé entre los cinco mejores”, recuerda ahora con 37 años.

Después de eso decidió alejarse de los concursos de belleza, las pasarelas y las campañas sociales. “Sentí curiosidad por competir en culturismo”, expresa, “lo hice como en tres ocasiones, la primera vez gané en mi categoría de novato en 90 kilos en León, después me quedé trabajando como entrenador personal”, añade.

Por esa razón hace un par de años decidió especializarse en la materia y entró a una certificación en iniciación al deporte. “Es una certificación amplia que abarca la mayoría de los deportes. Actualmente me desempeño en eso, realicé una alianza con un amigo y tenemos nuestro negocio propio”.

Dice que aunque esté alejando del medio siempre se siente orgulloso de ser nicaragüense y de haber tenido la oportunidad de llevar en su pecho el nombre de Nicaragua a distintas partes del mundo.

La entrada Tania Ortega, Jose Manuel Espinosa… ¿Qué ha pasado con ellos después de 10 años? aparece primero en La Prensa.