De acuerdo con una fuente judicial, el comisionado Ovidio Fuentes, uno de las imputados en una investigación relacionada con tráfico de armas, se entregó ayer ante la Fiscalía del Crimen Organizado.

Después de que trascendiera que la Fiscalía Primera contra la Delincuencia Organizada había imputado a un grupo de funcionarios por delitos de tráfico de armas, el ministro de Seguridad, Alexis Bethancourt, confirmó que ‘se han encauzado a funcionarios y exfuncionarios de la Dirección Institucional de Seguridad (DIASP)’.

INVESTIGACIÓN EN PROCESO

Al momento se han recuperado 40 armas

Hasta la fecha se han realizado 27 diligencias de allanamiento en residencias, comercios y la DIASP.

Se ha tramitado una solicitud de colaboración internacional mediante asistencia judicial a los Estados Unidos para conocer quién introdujo las armas al país.

Bethancourt destacó que los funcionarios que hayan cometido ‘errores o ilícitos’ deberán responder por este tipo de acciones, ya que no permitirá que ‘en esta administración se realicen actos de corrupción que se lleven ante las autoridades competentes’.

‘Caiga quien caiga, aquí no tenemos ninguna preferencia ni nunca va a existir un padrinazgo o alguna forma de esconder este tipo de cosas’, recalcó.

El encargado de la cartera de seguridad reiteró que más allá de que exista algún interés económico por parte de las personas que se dediquen al tráfico ‘la veda de armas es un control del Minseg para darle seguridad a la sociedad’.

Bethancourt señaló que en la audiencia del próximo martes se procederá a solicitar que la causa sea declarada compleja. De esta forma se podrá extender el tiempo de esta investigación, en la que aseguró que el Minseg ha participado desde el principio, ‘a través de los organismos de investigación que cooperan con el Ministerio Público’.