Trabajadores de la ruta de buses 191, que va de San Vicente (cabecera) hacia el municipio de Tepetitán, amanecieron en paro de labores ayer, según fuentes cercanas a empresarios, debido a amenazas de pandilleros.

“Ahí nadie quiere hablar sobre eso porque corren peligro, pero lo cierto es que guardaron las unidades por temor… los pandilleros los han amenazado, supuestamente por más ‘renta’ (extorsión)”, manifestó una fuente.

Algunos trabajadores dijeron a tempranas horas de la mañana que “los buses estaban en el taller”, y que por eso estaban trabajando solo dos; sin embargo, llegado el mediodía el paro era total, de acuerdo con tepetitanecos.

“No está corriendo ni un bus de Tepetitán, temprano salieron dos, pero luego ninguno. Yo tuve que salir a la calle principal a esperar los que vienen de Guadalupe y Verapaz”, comentó una usuaria.

El punto de buses de la ruta en la ciudad de Tepetitán lucía desolado a las 11:30 de mañana, vecinos manifestaron que ayer no hicieron meta, pero que desconocían las razones por las que no estaban prestando el servicio.

En el punto de El Manguito, en San Vicente, tampoco había unidades de la 191, únicamente se observaba de la ruta 160, que va a Verapaz y Guadalupe.

Los usuarios tuvieron que buscar opciones para llegar a sus destinos.