Tras conocerse el pasado viernes la aprobación de una normativa que permitirá a los bancos, financieras y compañías de seguros reestructurar o prorrogar los créditos de los clientes afectados por la crisis sociopolítica que enfrenta el país, la Cámara de Microfinanzas (Asomif) confirmó que está a la espera de una disposición similar para que las instituciones de microfinanzas ofrezcan los mismos beneficios a los usuarios de microcrédito que enfrenten dificultades para pagar sus deudas.

La Superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras (Siboif) emitió el 29 de mayo la resolución 1057-1, que “tiene por objeto establecer condiciones especiales temporales de alivio a los deudores de crédito de consumo, hipotecarios para vivienda, microcrédito y créditos comerciales, que les permitan atender adecuadamente sus obligaciones ante el potencial o real deterioro de su capacidad de pago como resultado de los hechos acontecidos en el país desde el pasado mes de abril del año en curso”.

Lea también: Depósitos bajan y mora del microcrédito crece por crisis en Nicaragua

“Dicha disposición no nos cubre porque en el caso de las instituciones de microfinanzas (IMF) nuestro ente regulador es la Conami (Comisión Nacional de Microfinanzas), pero nosotros como Asomif ya le enviamos una petición para que emita una norma similar que le permita a nuestros clientes pasar esa tormenta y apoyar también a las IMF”, dice Verónica Herrera, presidenta de Asomif.

Asomif espera que la normativa para el sector de microfinanzas establezca condiciones similares a las establecidas por la Siboif, “pero con un poco más de efectividad” y que sea emitida en los próximos días.

La normativa emitida por la Siboif establece que podrán acceder a este alivio los deudores de créditos de consumo (excepto las tarjetas de crédito y los extrafinanciamientos), hipotecarios para vivienda, microcrédito y créditos comerciales, que al 31 de marzo de 2018 tengan calificación de riesgo A o B y los otorgados en abril de este año.

Solo a buenos clientes

El alivio se otorgará solo a los deudores que hayan demostrado un buen comportamiento de pago “y que evidencien haber sido afectados directa o indirectamente” por la crisis que inició el 18 de abril. Las nuevas condiciones que se establezcan deben estar acordes a la viabilidad financiera y tener en cuenta el análisis de riesgo y la capacidad de pago del deudor.

Además, una vez modificado el contrato crediticio entre la entidad y el deudor, este conservará la misma categoría de riesgo y registro contable que tenía hasta el 31 de marzo de 2018, incluido los que fueron entregados en abril pasado; y el cliente que incumpla las nuevas condiciones del crédito perderá su calificación de riesgo de antes del 31 de marzo o la que tenía en abril.

Puede leer también: Mipymes de Nicaragua al borde del precipicio por crisis sociopolítica

Otro mecanismo de alivio es la prórroga crediticia y tanto esta como la revisión de las condiciones del crédito solo podrán beneficiar una vez al cliente por cada crédito en una misma institución financiera.

“Dado que esta es una situación generalizada, entendemos que la Conami se está tomando su tiempo para analizar y redactar, por eso estamos esperando la comunicación y sus reacciones. Y definitivamente hemos visto mucho interés de parte de ellos porque nos han estado llamando para saber cómo va la cartera y cómo están nuestros clientes, por lo que entendemos que están trabajando en la dirección que les hemos solicitado y esperamos su comunicación en los próximos días”, explicó Herrera.

Reacomodar las condiciones

La Cámara de Microfinanzas (Asomif) espera que la norma que emita la Comisión Nacional de Microfinanzas (Conami) permita que a algunos usuarios del microcrédito se les reacomoden las cuotas, para que pese al descenso de sus ingresos puedan seguir pagando. Este tratamiento se aplicaría por ejemplo a los dueños de pulpería o minisúper, que no les ha ido tan mal porque la gente ha reaccionado comprando más alimentos.

“Definitivamente hay otros sectores como el turismo que necesitan un periodo de gracia o algo similar porque hasta que pase esta crisis podrán retomar sus actividades”, dijo la presidenta de Asomif, Verónica Herrera.

Le puede interesar también: Crisis política de Nicaragua golpea con fuerza capacidad de resistencia de las mipymes

Con respecto al sector cafetalero, que desde hace meses venía pidiendo un tratamiento especial porque los bajos precios y las afectaciones provocadas por el clima no le permitió cancelar el financiamiento de la cosecha que está concluyendo, Herrera considera que no será beneficiado por la normativa de alivio, ya que sus problemas no surgieron por la crisis que enfrenta actualmente el país. “Con ellos seguiremos revisando caso a caso porque es algo más focalizado”, refirió Herrera.

Beneficio mutuo

Según Verónica Herrera, presidenta de la Cámara de Microfinanzas (Asomif), los usuarios del microcrédito serán los beneficiarios finales de la norma de alivio a los deudores afectados por la crisis sociopolítica que enfrenta el país desde el 18 de abril. Pero dicha norma también le ayudará a las instituciones de microfinanzas a “sostenerse financieramente durante esta tormenta, porque ayudaría a mitigar los riesgos para las instituciones de microfinanzas y para que ellas no debiliten sus patrimonios, creando excesivas provisiones y en el caso de los clientes lo primordial es que no se dañe el historial crediticio”, aseveró Herrera.

Con respecto a la mora seguimos recogiendo los datos. Esperamos tenerlos al final de esta semana y preferimos no adelantarnos, porque las instituciones están en el proceso de recolección de la información”.

Verónica Herrera, presidenta de Asomif.

La entrada Microfinancieras piden normativa para aliviar a deudores afectados por crisis aparece primero en La Prensa.