El director de la Caja de Seguro Social (CSS), Alfredo Martiz, asistió a la reunión de la junta directiva de la institución, después de varias ausencias.

Este martes, la junta directiva realizó una reunión extraordinaria para analizar temas varios, que incluyen el pago de estudios y el informe de programas informáticos.

Otros temas fundamentales, como el desfalco a la CSS, a través de la plataforma digital Sistema de Ingresos y Prestaciones Económicas (SIPE), no fueron tratados.

‘Empresarios inescrupulosos abusaron de las irregularidades del sistema’,

ROBERTO VALENCIA

DIRECTIVO DE LA CSS

La junta directiva ha reclamado al director Martiz un informe del desfalco. Directivos de la CSS, incluso, se han quejado de la ausencia de Martiz en sus reuniones ordinarias que se realizan los días jueves.

Mientras, la Fiscalía Anticorrupción continuó este martes con las inspecciones oculares en la sede de la CSS, como parte de las investigación por el desfalco millonario a la institución a través del SIPE.

El monto del desfalco no se ha precisado, pero se ha hablado de hasta $300 millones.

Roberto Valencia, representante de los empleados públicos ante la directiva de la CSS, indicó que fue la propia directiva, junto con el director Martiz, la que ordenó la realización de una auditoría externa que determinó las irregularidades en la plataforma SIPE. Valencia dijo que la auditoría costó $4.5 millones; sin embargo, no habló de la cifra del desfalco.

Las declaraciones de Valencia se dieron ante los medios de comunicación que cubrían la diligencia que realizó la Fiscalía Anticorrupción este martes.

Entre las irregularidades detectadas, indicó Valencia, está el hecho de que el sistema no coordinaba con el Ministerio de Economía y Finanzas y con la Contraloría, lo que ocasionó que algunos ‘empresarios inescrupuloso’ y funcionarios abusaran del SIPE.

Dijo que lo que hasta el momento han investigado de manera interna es que el sistema no fue completado y que no tenía la capacidad para resolver los problemas.

La Fiscalía Anticorrupción mantiene bajo investigación a 14 empresas y hasta la fecha no se ha girado ninguna orden de detención.

La investigación se dio por una denuncia que presentó el propio Martiz.