Los líderes mundiales invitados a la cumbre del G-7 posaron para la tradicional foto de familia de cada encuentro internacional . Allí, el presidente Mauricio Macri apareció, tal como estaba previsto en un boceto, en primera fila entre el presidente de Senegal, Macky Sall, y el de Seychelles, Danny Faure. En esta misma fila también se ubicaron la canciller alemana, Angela Merkel y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau .