En marzo de 2018, Veteranos de la Radio Internacional de Panamá (V.R.I.) tuvo su reunión periódica como agrupación organizada para plantear las proyecciones que se quieren realizar en el 2018, como grupo de radioaficionados.

En esa reunión, el colega radioaficionado Víctor Sierra Sánchez, HP1AVS, lanzó en la mesa una propuesta para hacer una expedición a una isla, y toda la membresía quedó mirándose unos a otros, ya que se llevaban muchísimos años que no se hacía esto en una isla y con las condiciones que tiene isla Cébaco.

La agrupación aprobó dicha expedición y comenzaron sus miembros a gestionar toda la información necesaria y logística para organizarla.

Para realizar esta expedición hubo que solicitar unas letras especiales de llamado, (3F6IC), a través de la Dirección de Medios de Comunicación del Ministerio de Gobierno. Aprovechamos la oportunidad de darle las gracias a la señora Panamá Ortiz, administradora de ese departamento, por su apoyo para que esta actividad expedicionaria se llevara a cabo en pro de la radioafición panameña.

Veteranos de la Radio Internacional (V.R.I) recibió aportes de colegas radioaficionados de EE.UU., los cuales les hicieron de conocimiento que los apoyaban en ese tipo de actividad, es inspiración para otros radioaficionados y para su práctica de realizar en un lugar inhóspito, que no se sabía ni cómo sería el sitio ni en qué condiciones estaría para poder instalar todos los equipos de radio con sus respectivas antenas e improvisar tal y como si fuera para una emergencia por siniestros natural o antropogénicos.

Su historia detrás de bastidores fue: salieron a las 2:00 a. m. de la ciudad de Panamá y llegaron a Mariato a las 8:00 a. m. Allí los esperaba un bote, en el cual subieron en total seis personas y todo el equipo para la expedición. Al llegar a la isla de Cébaco, se encontraron con que el lugar solo estaba ocupado por el hotel ecológico y que es una isla de 8000 ha y tiene una población aproximadamente de 400 personas, las que más están agrupadas en su mayoría del otro lado de la isla, de donde ellos se encontraban y más hacia al frente de la isla Gobernadora.

Ya en la playa y sin esperar mucho, bajaron todo el equipo de comunicaciones que llevaban, las antenas, equipaje y la planta de emergencia.

Los dos veteranos del grupo, con más de 40 años en la radioafición, los colegas Víctor Sierra Sánchez, HP1AVS, y Henry Lewis Woo, HP1CDW, comenzaron a dirigir la operación de toda la logística de instalación de antenas, así como los otros colegas Roberto Araúz HP1MRA, José González HP1JGG y Rommel Soto HP8MAK, que se dedicaron a la ardua labor de instalar los planos tierras de las antenas, así como los equipos de transmisión, carpas para poder realizar las transmisiones y computadoras con la planta de emergencia, ya que el hotel, por ser ecológico, no tiene fluido eléctrico, sino paneles solares con bombillas de 12 voltios.

Les tomó aproximadamente dos horas para instalar cuatro equipos (RADIO HF) con sus fuentes de poder, cables coaxiales, cuatro antenas para sus transmisiones, dos de ellas de fábrica y dos de construcción casera, entre poco espacio dentro de la selva y las antenas colocadas sobre la arena de la playa.

Durante estos tres días y dos noches, estuvieron en la isla de Cébaco, pudieron vivir en carne propia lo duro que es tener que transmitir en condiciones marginales y en las noches hasta las 2:00 y 3:00 de la madrugada peleando contra los insectos, mosquitos y chitras de la selva, pero todo por el amor a la radioafición y dejar al país siempre en un sitial muy especial ante el mundo entero.

Estos colegas radioaficionados vivieron una experiencia inigualable con tantos retos que su satisfacción fue haber concluido con una cantidad de aproximadamente 3000 contactos.

Llegó el día domingo, comenzaron a transmitir a las 5:30 a. m. hasta las 11:30 a. m., que se acabó la gasolina, pero los otros dos radios estaban todavía transmitiendo, ya que utilizaban un panel solar con una batería, luego. Hay que mencionar que estos colegas hicieron todo lo posible y con las dificultades que tenían para poder comunicarse con colegas del patio, lograron comunicarse con el resto del país a nivel nacional por el HUB de repetidoras C4FM y con el Open Spot que llevó el maestro Henry Lewis Woo, HP1CDW, que es una llave de punto de acceso de protocolo de Internet de radio digital independiente característica FUSIÓN y también con la experiencia del otro maestro de la radioafición Víctor Sierra Sánchez, HP1AVS, lograron comunicarse con los colegas panameños.

Tan satisfechos por tal hazaña que este grupo de cinco radioaficionados panameños ya está planificando varias actividades en tierra firme y en otra IOTA.

Agradecemos a todos los miembros de la agrupación V.R.I. que creyeron en la expedición y de alguna u otra manera por la aportación para que esta se llevara a cabo.

73 cordiales y hasta la próxima.

HP1DAV