LONDRES.- Como hace un año, las hormigas voladoras volvieron a invadir Wimbledon y Caroline Wozniacki , la número dos del circuito femenino, fue su principal víctima durante el encuentro que sostuvo rente a la rusa Ekaterina Makarova (35º), en la cancha 1, antes del partido entre Guido Pella y Marin Cilic.