La alcaldesa de Santa Ana, Milena Calderón de Escalón, afirmó que la administración municipal anterior usó los fondos destinados para el proyecto de la ampliación de la canaleta de la colonia Guzmán para el pago de salarios de los empleados, por lo que se quedaron sin recursos para continuar cancelando a la empresa encargada de la obra, que paralizó los trabajos desde hace un poco más de 20 días.

Con el proyecto se pretendía mitigar el riesgo de inundaciones en la colonia santaneca, al ampliar la capacidad de captación de agua; sin embargo, al dejarlo abandonado la calle principal de la urbanización se ha convertido en una cárcava y el nivel de riesgo ha incrementado en el lugar.

Las familias que residen en el sector denunciaron, además, que debido al daño en la calle el terreno donde se ubican varias casas se está minando, y frecuentemente se quedan sin el servicio de agua potable, ya que la tubería se rompe con facilidad y para repararla deben aportar dinero.

“Había algunos fondos que el gobierno anterior ocupó para pagar sueldos (de empleados municipales) y no para tener para pagar los compromisos que había de FODES 2017, eso ya lo superamos con un acuerdo municipal para que haya la total transparencia, porque la ley no lo permite, tomar fondos de 2018 para pagar compromisos de 2017”, indicó De Escalón.

La jefa municipal aseguró que van a solicitar a la Corte de Cuentas de la República (CCR) que realice una auditoría del proyecto y del uso de los fondos, aproximadamente $125,000, que la pasada administración destinó para el proyecto. Ya se acordó con la empresa que retome la obra cuanto antes.