Este día el Ministerio de Obras Públicas (MOP), junto al Ministerio de Gobernación y Desarrollo Territorial, inició jornadas de entrega de material a las familias que resultaron afectadas con el enjambre sísmico, que dañó 1,684 viviendas de la zona oriental semanas atrás.

Un total de 300 familias de los municipios de Chirilagua, Intipucá y El Carmen -afectadas por el enjambre sísmico que se detonó el pasado 5 de mayo en la zona oriental del país- recibirán la dotación de láminas para la reconstrucción de los techos de sus viviendas dañadas.

“Se ha hecho una compra de 4,897 laminas de Zincalum. A cada familia se le entregaran entre 15 a 20  láminas para cubrir alrededor 40 metros cuadrado de techo”, precisó Eliud Ayala, Ministro de Obras Pública.

La entrega de las láminas se seguirá realizando a lo largo de la semana en los municipios afectados, agregó la fuente. Además, se harán más evaluaciones para determinar el grado de daño que tienen las casas, pues por el momento solo se está cubriendo la necesidad básica del techo, aseguró el MOP. Se espera que posteriormente se realice la construcción de viviendas movibles y permanentes.

Asimismo, el viceministro de Educación, Francisco Castaneda, junto al ministro de Gobernación y Desarrollo Territorial, Arístides Valencia, anunciaron el inicio de las obras de reparación en los centros escolares en los que se reportaron daños en su infraestructura a raíz del enjambre sísmico.

En total, fueron 15 centros educativos los que tuvieron daños por los sismos, de los cuales, 11 pertenecen al departamento de San Miguel (municipio de Chirilagua), tres de la Unión (Intipucá y El Carmen) y uno de Morazán, Cacaopera, señaló Castaneda.

El Ministerio de Educación (MINED) ha destinado un monto de 118 mil dólares para reparar 10 de las 15 instituciones dañadas. Las instituciones educativas que no están contempladas en ese monto aún quedarán pendientes de intervenir por estar ubicadas en propiedad privada.