Edwin Edgardo Orellana Hernández, agente de la Policía Nacional Civil (PNC), fue capturado ayer acusado de colaborar con miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13) mientras estaba destacado en las bartolinas de la delegación de Morazán, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

El policía, que será acusado del delito de cohecho, recibió un pago de $5,000 por parte de miembros de la MS-13 en enero del año pasado para que introdujera teléfonos celulares y una sierra a las bartolinas, de acuerdo con la investigación fiscal.

Un representante de la Fiscalía explicó que los pandilleros utilizaron la sierra para cortar los barrotes de la prisión. Un grupo de 11 pandilleros logró escapar en enero de 2017 gracias a la colaboración del agente Orellana Hernández.

La captura del agente era uno de los objetivos destacados de la operación Escudo Regional III que se realizó en la zona oriental del país, donde se giraron 270 órdenes de captura, según el ente fiscal.